fbpx

Nacional

¿Por qué es importante la conciliación para construir paz en las regiones del país?

© Cortesía del Programa de Justicia para una Paz Sostenible (JSP) de USAID,

Hace 30 años, Jaime Giraldo Ángel, abogado y psicólogo colombiano, impulsó la Ley 23 de 1991 que estableció el Sistema Nacional de Conciliación en Colombia. Con ella, el país fue el primero de Latinoamérica en contar con una ley que institucionalizó tal método de resolución de conflictos. En el marco de esta conmemoración, la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Colombia realizó el panel La conciliación como método de resolución de conflictos en las zonas rurales y de postconflicto. El objetivo del encuentro fue explorar la potencialidad de la conciliación para resolver los problemas en aquellos lugares y aportar a la construcción e implementación de la paz.

Los panelistas fueron Alejandro Vargas, vicedecano de la Facultad de Derecho y director del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz de la Universidad Nacional de Colombia; Oscar Parra, magistrado de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), y Maria Angélica Bueno, coordinadora de área de la Comisión de la Verdad. El moderador fue Camilo Borrero, profesor de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Colombia.

Alejandro Vargas inició el conversatorio hablando sobre la importancia de la conciliación en el Acuerdo de Paz, específicamente en el punto 1 de Reforma Rural Integral, sobre todo por el aumento de la violencia y los asesinatos de comunidades y reincorporados. “Construir paz no es otra cosa que intentar buscar, como dirían los campesinos, la ‘comba al palo’. Es decir, encontrar alternativas para resolver los conflictos de distinto tipo”, dijo Vargas. Para él, la construcción de la paz inicia en los procesos de reconciliación entre los campesinos, los pueblo étnicos y demás habitantes de las comunidades, siempre y cuando se respete la diversidad y se promueva la correcta solución de problemas. De igual manera, mencionó que la conciliación juega un papel importante para construir confianza: “ayuda a construir relaciones entre los distintos sujetos involucrados”.

Por su parte, Oscar Parra cree que “la conciliación es punto de encuentro y con la justicia restaurativa tiene varios puentes, tensiones y diálogos”. Las tensiones se establecen en el papel del juez quien, en el caso de la conciliación al ser algo extrajudicial, no opera de la misma manera que en la justicia ordinaria. Sin embargo, Parra mencionó que los diálogos entre conciliación y justicia restaurativa son más que las tensiones y que están evidenciados en la búsqueda de la verdad, la reparación y el privilegiar herramientas pedagógicas sobre las sanciones y el carácter punitivo.

Maria Angélica Bueno agregó otra perspectiva relacionada con el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición (SIVJRNR) desde el trabajo de la Comisión de la Verdad (CUV): el trabajo con los diferentes actores del conflicto para fomentar el diálogo, crear escenarios de reconciliación, y plantear recomendaciones para la no repetición. Esta labor también ha incluido identificar las formas comunitarias de resolución de conflictos, generar acuerdos para la convivencia y reconocer el correlato que, de acuerdo con Maria Angélica, es el testimonio de las comunidades en cuanto a la violencia y sus alternativas de paz. “(La conciliación) Es una herramienta para restablecer la confianza y el tejido social que la guerra fracturó —comentó—. Ayuda a desnaturalizar el uso de la violencia como un mecanismo para tramitar los conflictos”.

A manera de conclusión, los panelistas conversaron sobre qué necesita la conciliación para ser efectiva frente a la polarización y el recrudecimiento de la violencia. Alejandro mencionó la formación y capacitación a los conciliadores comunitarios y el apoyo a las Casas de Justicia, que si bien son avances, hasta ahora son el inicio de un camino lleno de baches y trabas. “Sin caer en la ingenuidad y sin olvidar las dificultades, la conciliación es una posibilidad que les permitirá a las comunidades avanzar, construir la paz y aprender o perfeccionar sus métodos para resolver conflictos cotidianos”, afirmó.

Oscar mencionó los desafíos para la JEP y el SIVJRNR, entre los que se encuentra la persistencia del conflicto armado en las regiones del país. De igual manera, mencionó que es prioritario continuar y fortalecer la articulación con entes territoriales, como la Alta Consejería para las Víctimas de la Alcaldía de Bogotá, e instituciones como las universidades del país. También resaltó la responsabilidad del Gobierno Nacional para dialogar con las comunidades y el papel de la conciliación para fortalecer y legitimar a la JEP.

Al final, Maria Angélica recordó su trabajo con las comunidades y su impulso para mejorar las condiciones de vida y participar en instancias locales y nacionales, a pesar de la polarización y la violencia que golpea los territorios del país. “Hay una necesidad grande de hacer pedagogía sobre este tipo de procesos —dijo—. Hay que mostrar las ventajas en los escenarios de justicia restaurativa que muchas veces están invisibilizados, y por eso está la dificultad para resolver nuestros conflictos de manera pacífica. Es importante escuchar a las instituciones y a los actores que llevan a cabo estos ejercicios; el Estado debe responder”.

Antioquia, Colombia

Así es el nuevo software para conocer cómo van las restituciones de tierras

Alimentado por más 500 mil datos, ya está disponible en la página web de La Fundación Forjando Futuros. Ofrece información...

Justicia Rural abril 14, 2021 2 min de lectura

El Catatumbo, Norte de Santander

Las últimas voces del genocidio contra los indígenas Barí

Noventa años después del violento exterminio de este pueblo, ocurrido en 1931, la organización dhColombia y los indígenas barí realizaron...

Ángela María Agudelo Urrego abril 9, 2021 3 min de lectura

Nacional

Representación Pro Bono: una ayuda para quienes no cuentan con recursos para acceder a la justicia

Durante 2021, la Fundación Pro Bono Colombia ha trabajado en la afiliación de 30 abogados y 4 universidades para prestar...

Olga Portilla abril 7, 2021 2 min de lectura