fbpx

Nacional

¿Por qué marchan las comunidades afro e indígenas del país?


Fotografía: @ONIC_Colombia

Las comunidades indígenas y afro del país participan de diferentes maneras en la jornada de paro este 21 de noviembre. Algunos se han organizado para desplazarse a las capitales y cascos urbanos; otros permanecen atentos al desarrollo de las movilizaciones en sus territorios. Todos se han sumado a los reclamos de su población, entre los que se cuentan respeto a su justicia propia, respeto al medio ambiente y a la vida.

Más de 87 líderes indígenas han sido asesinados desde la firma del Acuerdo de Paz y entre enero de 2018 hasta mayo de este año, los departamentos más afectados fueron Cauca, Antioquia y Norte de Santander. En 2018 se registraron 115 casos de ataques a personas defensoras, según el representante adjunto de la ACNUDH, Guillermo Fernández. El 27% de ellos, afectó a las comunidades afro e indígenas de Colombia. 

Ambas comunidades destacan que se tratará de una movilización pacífica y dentro de un espacio democrático.

Carlos Urbano, de la Guardia Indígena y del resguardo indígena de Belalcázar, Tierradentro, afirma que todos los pueblos indígenas del país van a participar en el paro de este 21. La comunidad exige la unión contra el capitalismo salvaje, que ataca de forma desmedida a lo diverso y a lo inter y multicultural. También protestan contra las reformas gubernamentales y económicas, que en vez de cerrar las brechas las acrecientan, y exigen que se respete su justicia propia, amparada por la Constitución de 1991, la cual no ha tenido el suficiente reconocimiento dentro de la justicia nacional.

Urbano afirma que “El gobierno está incumpliendo la Constitución. Levantamos nuestra voz para reclamar el respeto de nuestros derechos y de nuestras formas de vida. Hay un amplio marco constitucional que nos respalda. No solamente el hecho de que tengamos la justicia propia. También cuenta el hecho de tener territorios propios, una administración propia, de tener unas autoridades que interlocutan con el gobierno…”

De igual manera, los indígenas marcharán para promover el cuidado de la naturaleza, una petición que involucra la vida y el respeto. “Nuestra Madre Tierra está siendo cada vez más socavada y deteriorada por la ambición desmedida de explotar sus recursos naturales. Eso no es solamente para nosotros. Es acabar con la vida de la humanidad como tal”, comenta Urbano.

El pueblo indígena también alza su voz para reclamar el respeto del territorio, un derecho otorgado por su cosmovisión que los hace dueños y merecedores de la tierra. “Los indígenas somos uno de los pueblos más golpeados y sacrificados por diferentes actores armados, como la guerrilla, el paramilitarismo y el mismo Estado, que nos está acabando, relegando y tratando de invadir nuestros territorios”, comenta Juan Manuel Socha, miembro del resguardo indígena Chía.

La comunidad Awá esperará ver cómo avanza la movilización a nivel nacional. Rider Nastacuás, consejero mayor de la Unidad Nacional Indígena del Pueblo Awá, dice que la mayor razón es la crisis humanitaria que vive el país y las respuestas del gobierno al pueblo que se moviliza. Nastacuás es cauto y asegura que su organización esperará cómo se desarrolla el paro. “No estamos ajenos a la movilización. Los acuerdos y los autos que se han hecho, no se han cumplido”, dice.

Marino Córdoba, presidente de AFRODES, considera que son muchas las razones para movilizarse de manera pacífica. El incremento de la guerra en las zonas rurales, el reclutamiento de jóvenes para grupos armados y organismos de microtráfico y el asesinato de los líderes sociales, figuras de la justicia en aquellos territorios golpeados por la violencia y la ausencia estatal. Resalta la falta de voluntad por parte del gobierno para ayudar a las poblaciones indígenas, afro y campesinas, además del estancamiento en el Acuerdo de Paz, sobre todo en el capítulo étnico. “Aunque nos hemos reunido con el presidente Duque, él no nos escucha, está fijo en su posición, nos invita a seguir solo sus lineamientos. El país va en una dirección equivocada. Somos amantes de la paz, de la justicia. Defendemos la JEP, la implementación de los PDET, creemos en el desarrollo acorde con los intereses y la voluntad de las comunidades”.

De igual manera, ejercer el derecho de protesta se ha convertido en una muestra de resistencia y pervivencia, como lo menciona Mauricio Gacharná, indígena de la comunidad Nasa. “Invitamos a los compañeros y compañeras al Paro para sentar un precedente de lo que es y será un mejor porvenir”, dice.


Siga el minuto a minuto en la página de Revista Semana y en sus redes sociales.


Putumayo, Colombia

Podcast: Campesinos y líderes hablan sobre la defensa del territorio

En este episodio de La Cosecha, un programa radial de Putumayo, abordan la importancia de la justicia para proteger la...

Paola Jineth Silva septiembre 23, 2020 1 min de lectura

Nacional

ESPECIAL | Los latidos de la justicia en las regiones

Justicia Rural septiembre 18, 2020 1 min de lectura

Nacional

La justicia distante

La pandemia trasladó los juzgados al mundo virtual y, de paso, los alejó aún más de ciertos territorios en donde...

Ángela María Agudelo Urrego septiembre 4, 2020 4 min de lectura